Pero siempre escribí

sábado, 10 de diciembre de 2016

Para vos I

Vos, con tu sonrisa de oreja a oreja la primera vez que te dije te quiero, con tu impulso de besarme cada vez que te hablo mirándote a los ojos, con tus piropos en todo momento.
Yo, con mis miradas bajas guardándome las poesías que se me ocurren cada vez que te veo, con mis ganas constantes de hacerte una foto, con la seguridad que me da simplemente tenerte al lado.
Nosotros, con nuestras miradas cómplices, con nuestras luchas, con nuestras risas, haciendo como si el mundo no existiera porque en realidad cuando estamos juntos, el resto del mundo, no existe.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario