Pero siempre escribí

viernes, 16 de diciembre de 2016

Días

¿Vieron esos días en los que antes de irte a dormir no podes evitar sonreír? Porque los recuerdos fluyen y fluyen por tu mente, inundando tu cerebro de felicidad y abriendo la compuerta de las sonrisas.
Seguramente ahora estés pensando en un día particular, tal vez fue ayer, tal fue hoy, o tal vez fue hace mucho mucho tiempo. Un día que desencadene mariposas desenfrenadas en tu panza, y ganas incontenibles de gritarle al mundo lo feliz que sos.
Días en los que te enamoras, de la magia, de estar vivo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario